¿Quienes somos?


Día inolvidable
Mi nombre es Javier Caro, aunque soy Técnico en  Integración Social, siempre he sentido una pulsión especial por la radio, y comencé en éste mundo de un modo muy curioso. Un día, después de llevar meses escuchando el programa “Anda Ya” en los 40 Principales, que combinaba a la perfección el humor y las noticias, con música hortera, decidí que yo quería ser uno de ellos. Uno de los que se lo pasaban en grande en la radio y que sólo con su voz conseguían contagiar sensaciones. Así que con esa idea en la mente reuní a unos amigos, David y Jose Angel,  y en casa de uno de ellos grabamos un programa, o algo parecido. 
Con un ídolo
Como no teníamos mesa de mezclas, ni tampoco ordenadores, lo grabamos de un modo más bien rudimentario, con dos radiocasetes, uno grabando la voz y otro la música de fondo. Una chapuza, que la verdad no se escuchaba nada mal. Después de tanto trabajo, todo muy artesanal y analógico, lo enviamos a Madrid, a la atención de Juanma Ortega, director por entonces del programa “Anda Ya”. Por descontado nunca recibimos ninguna respuesta,  y a los años volvimos a grabar otro programa en mi casa, pero mucha más cutre, nosotros no mejorábamos, sino que empeorábamos. El 10 de Marzo de 2003 “Anda Ya” aterrizaba en Valencia, concretamente en la Universidad de Valencia, y me desplacé hasta allí con dos amigos, bien es cierto que se me pasó por la cabeza entregarle una copia del programa, pero la verdad es que no hicimos ninguna, algo de lo que me lamento hoy en día. Y ese día descubrí que lo que quería hacer en mi vida era eso.
Por descontado, jamás recibimos ninguna respuesta de ninguno de los programas, supongo que mucha gente les enviaba cartas y cosas, y era difícil responder a todos. Pero no perdimos la fe, por lo menos yo no lo hice,
También por aquella época seguía todos los domingos a Mariano Muniesa, que hacía un programa en Los 40 Principales, llamado “Rock Star”, un programa de 2 horas donde descubrí bandas y artistas de rock y metal que iba a marcar mi juventud. Era el primer programa del que me convertía en un fiel seguidor, y del que siempre grababa alguna canción en casette para después volverla a escucharla. En realidad, ese sí que era el tipo de programa que yo deseaba hacer.
Cuando estaba terminando mis prácticas del Grado Superior, se me iluminó una bombillita en la cabeza. Tenía a mi disposición a personas con unas vidas muy intensas, ya que estaba en un centro de exreclusos, y quería hacer algo con esas historias. Así que puse todos mis esfuerzos en el “Casal de la Pau”,  y comencé a grabar entrevistas y más entrevistas con todos los usuarios y trabajadores. Luego lo edité todo con mi voz y alguna canción bastante fea y lo subí a la nube. Acababa de hacer mi primer programa de modo rudimentario, pero esta vez con un ordenador como ayuda, así hice cuatro programas dedicados al mundo de la cárcel, contado por ex reclusos, los mismos a los que yo ayudaba. El programa se basó en entrevistas con los usuarios y de ahí llegaron a salir hasta cuatro programas, donde alternaba las entrevistas con música variada, sin un estilo definido. El nombre del programa era el mismo que el del centro. Con esa experiencia tan fuerte, el mono se me quedó en la piel. Y después de algún tiempo, un día paseando por el barrio de la Malvarrosa de Valencia, descubrí un pequeño local, con muchos dibujos y grafitis, y dentro estaba una persona hablando a un micro. Parecía una emisora de radio, pero no estaba ni en el centro de la ciudad ni parecía del todo profesional, más bien amateur. 

Aquello era una emisora de radio, y me acerqué a la puerta acristalada, el chico salió y estuvimos hablando un rato. Al cabo de las semanas llamé por teléfono, al otro lado estaba Javier Lizán, un chico que también realizaba un programa de rock, desde el primer momento conectamos, fue algo maravilloso. Unos días después fui a una asamblea a presentar mi proyecto, lo aceptaron sin problemas, ya estaba a los pocos días en la emisora, en Radio Malva, haciendo mi primer programa de radio. Las primeras personas que vi allí, el día que tembloroso fui a la emisora, fueron Jaume Guillem de “La Posada del Rock” y Javi Lizán de “Nosolodeheavyvivejavi”, ambos fueron los programas en los que yo quería reflejarme, y ellos me ayudaron a llevar a cabo mi programa, que desde ese día se iba a llamar “AmalgamaRock”.  
Programa que ha pasado por diferentes emisoras, pero que siempre ha mantenido su espíritu rockero y de cine de terror. En 2014 fuimos galardonados por el público con el Premio al Mejor Programa Musical de Elche, por Radio Elche. También tuve la suerte de poder colaborar en “La Heavy”, antigua HeavyRock”, una revista que leía cuando era más joven, quizás el medio de comunicación escrito que más me había influido. Estamos hablando de la revista más importante de la historia del rock en España. El concierto que cubrí fue el de Leo Jiménez en la sala Stereo de Alicante, en el número 340 de la revista. Desde ese momento muchos han sido los conciertos que he cubierto (MareaRock, Second, Mägo de Oz, Obús, Marky Ramone…). También he podido colaborar en otros medios como truenometalic.com o mariskalrock.com.
En el mundo de las ondas he seguido desarrollando diferentes programas, con mayor o menor suerte. Dirigí y presenté durante 3 años “Abriendo Puertas”, un programa con personas con discapacidad realizado por la asoc. ADIPSI. También colaboré y sigo haciéndolo, en el programa deportivo “Espor Jove”, con el cual conseguimos el Premio al Mejor Programa Deportivo de Elche en 2012.  Y como ané“La Tuerca Mágica”, para apoyar a la Asoc. ADIPSI.
cdota, en 2013 escribí mi primer libro, de narrativa juvenil, titulado